Está dentro de nuestro ADN la militancia, el esfuerzo y el gusto por la excelencia.

Somos una familia, un clan que crece cada día, se adapta y evoluciona para ofrecer en cada momento lo mejor de nosotras mismas. Por eso cuidamos, nos cuidamos y mimamos cada detalle porque el entorno que creamos es un pilar indispensable para propiciar nuestro bienestar y crecimiento.

Como sabéis en los últimos años hemos aprovechado la potencialidad de nuestro taller de carpintería y los programas formativos para incluir proyectos reales en los que nuestros participantes han podido sumergirse y conocer de primera mano las necesidades y criterios de calidad del mercado actual. No hay mejor base para fomentar el aprendizaje significativo: aprender construyendo y asumiendo responsabilidades en el equipo de trabajo.

 

Así se han realizado diferentes mejoras que han ido modificando y mejorando el paisaje de nuestro Taller, el Lokal y por supuesto nuestra Sede.

Ven a visitarnos y te lo enseñamos todo.

 

 

 

 

  

Fernando Urrea, maestro carpintero con su grupo de aprendices. ¡Magnifico trabajo!